Freír con aceite de oliva de la manera adecuada es esencial para mantener sus cualidades saludables y su sabor. Por ello, te vamos a dar una serie de valiosos consejos sobre cómo freír alimentos de forma más saludable con AOVE, orientándote desde cuestiones relativas a la temperatura hasta sobre cómo se deben introducir los alimentos para su óptima fritura.

El aceite de oliva es uno de los alimentos más emblemáticos de la Dieta Mediterránea, siendo universalmente reconocidas sus propiedades saludables, ya que podría aportar múltiples beneficios a nuestro organismo: ayuda a regular los niveles de tensión arterial y colesterol, mejora la salud intestinal, tiene propiedades antibacterianas y contribuye a la prevención de una amplia gama de enfermedades y dolencias graves que van desde la artritis hasta el propio cáncer.

Cocción saludable con Aceite de Oliva Virgen Extra.

Pero pese a todas estas ventajas, que se pueden encontrar particularmente en los aceites de oliva virgen extra de gran calidad, existe la idea equivocada de que freír con aceite de oliva no es del todo saludable.

Cómo freír alimentos de forma más saludable con aceite de oliva

Un prejuicio erróneo, ya que el AOVE es capaz potenciar las capacidades antioxidantes de ciertos alimentos como las verduras, a las que durante el proceso de fritura transfiere unas sustancias denominadas fenoles que impiden la formación de oxiteroles, es decir colesteroles oxidados en la sangre.

Además, al freír con aceite de oliva los alimentos se les dota de una cubierta crujiente que evita que se empapen excesivamente de grasa, propiciando la conservación de sus propiedades y también que puedan ofrecer su mejor sabor.

Por todo ello muchos nutricionistas coinciden en señalar que es el aceite de oliva virgen extra es el mejor para freír, muy por delante de los aceites de semillas como el de girasol o soja y desde luego de productos como la mantequilla, muy utilizada para las frituras en países anglosajones aunque resulte muy poco recomendable por su alto contenido en grasa saturada.

Recomendaciones sobre cómo freír con aceite de oliva.

Al aceite como cualquier otro alimento hay que tratarlo del modo adecuado, ya que sin un óptimo tratamiento puede ser muy nocivo hasta algo tan aparentemente inocuo como el agua. Así, cuando vayas a freír con aceite de oliva resulta muy aconsejable seguir una serie de consejos que te vamos a detallar. ¡Toma buena nota!:

  • Freír el aceite a la temperatura correcta, ya que a partir de ciertos umbrales de calor se deteriora, pierde sus propiedades e incluso produce toxinas, sustituyéndose los antioxidantes por radicales libres. Por ello hay que evitar que al freírse el aceite llegue a humear, al ser esto signo precisamente de que se está quemando. Con todo, el de oliva virgen extra es de todos los aceites el que tiene mayor capacidad de conservación, pudiendo soportar temperaturas de aproximadamente 180ºC.
  • Para saber cuándo el aceite está listo para freír a la temperatura adecuada puedes hacer una prueba, que consiste en arrojar al principio una pequeña miga de pan duro. En el momento que comience a freírse ya tienes la señal para proceder con la fritura de los alimentos, que preferiblemente has de introducir poco a poco para evitar un brusco cambio térmico, procurando asimismo que queden todos cubiertos de aceite por igual.

Más recomendaciones:

  • Tampoco se debe tapar la sartén en la que se está friendo el aceite, algo que puede parecer una buena idea para que el humo de la fritura no se propague por la cocina pero que en realidad provoca que el vapor de agua que exudan los alimentos se condense en la tapa y vuelva a caer sobre ellos, afectando a sus propiedades y sabor.
  • De igual modo, no hay que cubrir los alimentos una vez fritos para no reblandecer su capa crujiente exterior.
  • Por último, en lo referente la reutilización del aceite, un mismo AOVE puede emplearse varias veces, siempre y cuando se eliminen los sedimentos de los alimentos después de cada fritura y los tiempos de exposición al fuego no hayan sido excesivos.

Por supuesto, una recomendación que resulta también fundamental es que utilices para freír aceite de oliva virgen extra de máxima calidad como nuestro AOVE La Pontezuela, elaborado exclusivamente con aceituna en su punto exacto de maduración, lo que garantiza un altísimo contenido de polifenoles beneficiosos para la salud y un sabor exquisito.