Sostenibilidad y Responsabilidad

La naturaleza, nuestra identidad.

Sostenibilidad y Responsabilidad

La naturaleza, nuestra identidad.

Objetivos de desarrollo sostenible.
Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Finca La Pontezuela, quiere mejorar la calidad de vida de las personas, a través del consumo de AOVE; alimento saludable y preciado donde los haya. Para ello, dedicamos especial atención a nuestro sistema productivo, y cuidamos con esmero el entorno natural de la finca.

Abogamos por un desarrollo social, ambiental y económico sostenibles, y por tanto, abordamos cada proyecto y acción de la Finca, desde y para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Estamos muy sensibilizados con la escasez de agua y su mal uso. Por consiguiente, realizamos una gestión eficiente y sostenible del agua en consonancia con el ODS 6. Contamos con un sistema de riego por goteo monitorizado a través de sensores de humedad en el suelo, además de realizar riegos por gravedad desde las zonas altas de la finca, y de acopiar el agua de lluvia para utilizarla a posteriori en el riego.

Objetivos de desarrollo sostenible.
Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Finca La Pontezuela, quiere mejorar la calidad de vida de las personas, a través del consumo de AOVE; alimento saludable y preciado donde los haya. Para ello, dedicamos especial atención a nuestro sistema productivo, y cuidamos con esmero el entorno natural de la finca.

Abogamos por un desarrollo social, ambiental y económico sostenibles, y por tanto, abordamos cada proyecto y acción de la Finca, desde y para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Estamos muy sensibilizados con la escasez de agua y su mal uso. Por consiguiente, realizamos una gestión eficiente y sostenible del agua en consonancia con el ODS 6. Contamos con un sistema de riego por goteo monitorizado a través de sensores de humedad en el suelo, además de realizar riegos por gravedad desde las zonas altas de la finca, y de acopiar el agua de lluvia para utilizarla a posteriori en el riego.

Nuestro entorno, nuestra casa.

Mimamos nuestro ecosistema terrestre, la vida que alberga, y luchamos contra la degradación de los suelos en cumplimiento del ODS 15. Aplicamos abonos orgánicos elaborados en la propia finca mediante compostaje de estiércol y alperujo, disponemos de zonas de agua para la fauna que vive en la finca o la transita, y también potenciamos la biodiversidad mediante la ubicación de cajas nido para aves insectívoras y la colocación de colmenas.

Todo ello para combatir el cambio climático y sus efectos (ODS 13), porque creemos en la Economía Circular y la ponemos en práctica alargando la vida útil de todos aquellos subproductos que se generan en el olivar y la almazara.

De este modo, los restos de poda se trituran y se devuelven al suelo, los huesos de la aceituna se usan como combustible, y nuestras aguas de lavado y el alperujo se convierten en la materia prima de las orujeras. Por consiguiente, ponemos en valor los subproductos que obtenemos, y minimizamos los impactos que nuestra actividad pueda generar.

Nuestro entorno, nuestra casa.

Mimamos nuestro ecosistema terrestre, la vida que alberga, y luchamos contra la degradación de los suelos en cumplimiento del ODS 15. Aplicamos abonos orgánicos elaborados en la propia finca mediante compostaje de estiércol y alperujo, disponemos de zonas de agua para la fauna que vive en la finca o la transita, y también potenciamos la biodiversidad mediante la ubicación de cajas nido para aves insectívoras y la colocación de colmenas.

Todo ello para combatir el cambio climático y sus efectos (ODS 13), porque creemos en la Economía Circular y la ponemos en práctica alargando la vida útil de todos aquellos subproductos que se generan en el olivar y la almazara.

De este modo, los restos de poda se trituran y se devuelven al suelo, los huesos de la aceituna se usan como combustible, y nuestras aguas de lavado y el alperujo se convierten en la materia prima de las orujeras. Por consiguiente, ponemos en valor los subproductos que obtenemos, y minimizamos los impactos que nuestra actividad pueda generar.