Tomar AOVE en ayunas en las cantidades adecuadas es un hábito saludable que puede hacer su pequeña aportación al bienestar de nuestro organismo. Aunque no conviene confundir esta ingesta matutina con ayunar con aceite de oliva.

El aceite de oliva es tan consustancial a nuestra cultura mediterránea que trasciende su papel de alimento para convertirse en un signo de identidad. Como tal, está sujeto a que se le envuelva con un halo especial, lo que explica que desde tiempos inmemoriales la sabiduría popular le haya atribuido unas propiedades casi milagrosas.

Como es obvio, ni el aceite de oliva, ni siquiera el AOVE, tiene capacidades mágicas. Lo que no quita que ciertas creencias arraigadas, como la de las bondades de empezar el día tomando aceite de oliva en ayunas, sean en gran medida correctas.

¿Qué beneficios ofrece tomar aceite de oliva en ayunas?

Partimos de la base de que tomar aceite de oliva en ayunas algún beneficio nos tiene que reportar, ya que son muchos los estudios científicos que señalan que el AOVE, sobre todo, podría tener múltiples efectos saludables para el organismo.

Comienza el día con aceite de oliva en ayunas

Así, el alimento nos ayudaría desde a proteger las células contra la oxidación, por los polifenoles que contiene, hasta a la disminución del colesterol malo, con todo lo que eso significaría a efectos cardiovasculares.

Pero, ¿de qué serviría particularmente ingerir el aceite en ayunas?. Pues en primer lugar, para tomar un aporte extra que nos asegure llegar a las cantidades recomendadas por los nutricionistas. Estas equivaldrían aproximadamente a unas tres o cuatro cucharadas soperas diarias.

De modo que, al igual que se puede comenzar el día tomando zumos de frutas de todo tipo, ¿por qué no podemos hacer lo propio con el néctar de la aceituna?

¿El aceite de oliva en ayunas aporta energía?

El aceite de oliva virgen extra tiene una estimable cantidad de kcal, cifrada en 900 por cada 100 gramos, lo que significa que una cucharada sopera contendría unas 135 calorías. Lo que implica un aporte de energía bastante estimable, que siempre será muy bienvenido por nuestro organismo.

En este sentido, al tomar el AOVE en ayunas estaríamos ingiriendo un nutriente básico que hará su contribución a que estemos más activos por la mañana. Ayudándonos a que no tengamos que buscar la energía que nos falta abusando de sustancias excitantes, como la cafeína.

¿Tomar aceite de oliva en ayunas es digestivo?

Asimismo, muchos especialistas en nutrición inciden en que tomar aceite en ayunas podría ser beneficioso para favorecer el tránsito intestinal y reducir la acidez, ya que formaría una película en la pared gástrica. Además, también puede tener un cierto efecto laxante, lo que va muy bien para las personas con problemas de estreñimiento.

¿Tomar aceite de oliva en ayunas adelgaza?

Este es uno de los aspectos que más interés atrae de todo el tema del aceite de oliva en ayunas. Aunque es cierto que particularmente el AOVE provoca un cierto efecto saciante, al ser rico en una sustancia llamada oleiletanolamida, para nada debemos asociar el alimento con dietas milagro ni cualquier cosa por el estilo.

Así, no hay que confundir tomar aceite en ayunas con ayunar con aceite de oliva, ya que la mejor manera de tener un peso adecuado es seguir una dieta mediterránea equilibrada (en la que, eso sí, tiene que haber mucha presencia del alimento). Además de hacer ejercicio físico de acuerdo a nuestras capacidades y seguir hábitos saludables.

De modo que, teniendo en cuenta todos los motivos referidos, podemos afirmar que tomar AOVE en ayunas no tiene efectos mágicos, pero sí beneficiosos. Por lo que resulta una manera estupenda de empezar el día.

Particularmente, si el aceite que se ingiere es un virgen extra de máxima calidad, como nuestro AOVE La Pontezuela, que está elaborado únicamente con aceituna en su punto exacto de maduración, lo que asegura una plena conservación de sus propiedades y la obtención de un sabor delicioso.

Comienza el día con aceite de oliva en ayunas