Todos conocemos la gran cantidad de beneficios del aceite de oliva si lo consumimos en nuestra dieta habitual. Lo que no todos conocemos, son todas las propiedades que tiene combinar aceite de oliva y ajo. Dos alimentos básicos de nuestra dieta mediterránea que te ayudarán en tu bienestar y buen funcionamiento del organismo.

 

Propiedades del aceite de oliva

El aceite de oliva es muy beneficioso para nuestro cuerpo. Su consumo podría ayudarnos a fortalecer el sistema inmunológico, a combatir la diabetes o problemas cardiovasculares, e incluso favorecería el fortalecimiento de nuestros huesos.

Toda esta lista de beneficios saludables se hace más grande si mezclamos aceite de oliva y ajo. Dos ingredientes muy comunes en nuestros mercados, con los que mejorar tu calidad de vida de una forma fácil y sencilla. Pero…

¿Cómo preparo aceite de oliva y ajo?

Muy fácil. Pela un par de dientes de ajo y córtalos en trozos muy pequeños. Cuando lo tengas, añade estos trocitos en una botella que hayas llenado con aceite de oliva… ¡Y listo!

Ya sólo te queda coger la botella cada mañana y tomarte una cucharada sopera de aceite y ajo. Recuerda que para notar los beneficios tienes que ser constante con la ingesta. Si no te gusta encontrar trocitos de ajo, también puedes machacarlos o colar el aceite antes de tomarlo.

¿Qué beneficios tiene tomar aceite de oliva y ajo?

Son muchos y muy variados, aquí te vamos a dejar una lista de los 5 beneficios principales. Allá vamos:

  • Puede mejorar las digestiones. Olvídate de la hinchazón de estómago, de la acidez y del reflujo. Di adiós a esas pesadas digestiones y disfruta de las comidas con este sencillo remedio.
  • Contribuye a aliviar los dolores causados por la artritis. Con una cucharada diaria de aceite de oliva combinado con pequeños trozos de ajo, reduciríamos las dolencias para mejorar tu calidad de vida.
  • Ayudaría a mejorar nuestro sistema inmunológico: la mejor forma de prevenir catarros, gripes y constipados. Esta mezcla es muy efectiva para todos los casos con secreción nasal, dolor de cabeza y garganta irritada.
  • Incrementa tu energía, sobre todo para esas personas que llegan al final del día con las fuerzas justas y necesitan un aporte extra de vitaminas y nutrientes. Tomar aceite de oliva y ajo nos proporciona la energía necesaria para controlar esa situación.
  • Controla el colesterol. Sumado a una dieta sana y equilibrada, tomar aceite de oliva y ajo ayudaría a reducir los niveles de colesterol malo en sangre. Hay estudios realizados en España que aseguran que el consumo de aceite y ajo en una infusión durante 2 o 3 veces al día mantiene bajo control el nivel de colesterol.

 

Ya tienes toda la información acerca de los beneficios del aceite de oliva y ajo. Así que ha llegado el momento de ponerlo en práctica para cuidarte y hacer tu vida más saludable. Y si crees que este post puede interesar a alguien, ¡no dudes en compartirlo!