A veces gastamos mucho dinero en productos cosméticos o de limpieza y no nos damos cuenta, o desconocemos, las propiedades de productos que tenemos cerca en el día a día. Este es el caso de nuestros protagonistas de hoy: aceite de oliva y miel.

Estos alimentos poseen por separado infinidad de propiedades positivas para nuestro organismo así que, ¿qué pasaría si los juntásemos? Sigue leyendo. ¡Encuentra la respuesta!

Mascarilla capilar con aceite de oliva y miel

Su preparación es muy sencilla y la podrás elaborar en pocos pasos sin perder mucho tiempo.

  • Mezcla en un bol tres cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra con una cucharada sopera de miel.
  • Remueve la mezcla hasta que obtengas una masa homogénea que tenga una textura compacta.
  • Cuando lo tengas, deja reposar la mascarilla de aceite de oliva y miel durante 24 horas. Con esto conseguirás potenciar los beneficios de ambos productos.
  • Ha llegado el momento de aplicarte la mascarilla. Antes de nada, deberás lavar y aclarar el cabello con champú y mientras esté húmedo, aplica la mascarilla de raíz a puntas durante unos 15 minutos para que pueda actuar en todo el cuero cabelludo.
  • Vuelve a lavarte el pelo y acláralo concienzudamente para evitar que se engrase demasiado.

Con este sencillo truco conseguirás que tu pelo se mantenga suave, hidratado y flexible.

Mascarilla casera para la piel de aceite de oliva y miel

Si estás cansado de gastar mucho dinero en cremas y productos cosméticos para el cuidado de la piel, con este pequeño truco a base de aceite de oliva y miel conseguirás los resultados que estabas buscando para tu tez.

La elaboración es muy parecida a la mascarilla anterior, pero esta vez tan solo pondremos dos cucharadas de aceite de oliva para conseguir que la masa sea más compacta. Tras lavar y secar bien la cara, aplicaremos el mejunje y dejaremos que haga su trabajo durante 30 minutos. Pasado este tiempo, procederemos a lavar nuevamente la cara y repetiremos esta acción dos o tres veces por semana. Con esto conseguiríamos que nuestra piel se hidrate y el cutis luzca firme y terso.

Además también contaría con propiedades efectivas contra el acné, las manchas faciales y posee propiedades cicatrizantes ya que el aceite de oliva y miel sería un gran reparador de tejidos dañados.

 

Ya conoces todos los secretos para tus tratamientos de belleza al unir aceite de oliva y miel. Ahora es tu turno de ponerlo en práctica y disfrutar de todas las propiedades y beneficios de estos dos productos en tu cabello y en tu piel.